Entrada
X
Salida
X

Otras ciudades que ver en el entorno

Apeldoorn

Apeldoorn es una ciudad de la provincia de Güeldres que está rodeada la hermosa naturaleza del parque natural “de Veluwe”. Pese a contar hoy en día con una población de unos 150.000 habitantes, sigue conservando el encanto de una pequeña ciudad con su ayuntamiento, una plaza donde a diario se celebran mercados y amables lugareños que van a todas partes en bici. Sus parques y jardines de postal, las antiguas iglesias y los molinos aportan los elementos rústicos,

Apeldoorn se encuentra muy próxima al parque nacional Hoge Veluwe, la mayor zona protegida de los Países Bajos propiedad de particulares. En las 5.400 hectáreas de Veluwe viven ciervos y otras especies salvajes. No obstante, es posible que Apeldoorn sea más conocida por su cercanía al Palacio Het Loo, antigua residencia real convertida hoy en un museo público. El Apenheul es un popular zoo de primates donde habitan distintas especies en entornos naturales. Existe una gran interacción entre los visitantes y los primates, puesto que algunos pueden circular libremente por las instalaciones. La Torre de la Juliana y el Kinderparadijs Malkenschoten son parques familiares cuyas actividades van dirigidas a los niños.

Apeldoorn está a tan solo 25 minutos en coche desde Het Verscholen Dorp

Amersfoort

¡Amersfoort es una ciudad con muchas facetas y tiene mucho que ofrecer!s een enorm veelzijdige stad en bied voor ieder wat wils! Está a tan sólo 20 minutos de nuestro complejo. La arquitectura del centro es muy interesante y su núcleo histórico es bastante compacto aunque cuenta con casi 400 monumentos nacionales, entre antiguas puertas de la muralla, museos, iglesias e incluso una antigua sinagoga. Si te apetece hacer un recorrido a pie con un guía local puedes contactar con la asociación de Gilde Amersfoort, que ofrecen recorridos por la ciudad guiados de forma gratuita y en inglés.!

¿Qué es lo que tienes que ver en Amersfoort?

La koppelpoort, es una puerta de la antigua muralla que protegía Amersfoort en el pasado. Es una bonita puerta de entrada tanto terrestre como fluvial que le da a la ciudad un aire medieval, casi de cuento. Existen un par de puertas más en la ciudad que todavía se conservan, son La Monnikendam y la Kemperbinnenpoort.

Onze Lieve Vrouwetoren, también conocida como “lange Jan” es una torre de 98 metros de altura que se alza cerca del centro de la ciudad, es una de las torres más altas de los Paises Bajos. Si te interesa puedes hacer una visita guiada por ella y subir sus más de 300 peldaños para contemplar una vista panorámica de la ciudad de Amersfoort.

Muurhuizen, es todavia un pedazo de la edad media en Amersfoort, las casas en este tercio de la ciudad estan construidas parcialmente con las piedras que en su dia fueron parte de la muralla. Una zona muy pictoresca para perderse durante un paseo por la ciudad. een stukje middeleeuwen midden in de stad. De huizen in dit gedeelte van de stad zijn opgebouwd uit stukken muur van de oude stadsmuur. Erg leuk om hier een wandeling doorheen te maken.

Además de su interés histórico Amersfort cuenta con diversas plazas donde la oferta gastronómica y de terrazas es abundantes. Una buena forma de cerrar el dia.

¡Una escapada a Amersfoort merece siempre la pena!

¡Descubre Zwolle!

Zwolle es una preciosa ciudad comercial con un centro medieval. Es perfecta para ir de compras, inmersión cultural y disfrutar de buena comida. En la Edad de Oro, la ciudad de Zwolle se desarrolló rápidamente hasta convertirse en una poderosa Ciudad Hanseática.

Zwolle tiene todo lo que cabría esperar de una ciudad moderna, sin perder la intimidad del pasado. Las fachadas históricas, la muralla y las torres de la ciudad, la Puerta Sajona (Sassenpooort) de 600 años de antigüedad y el foso en forma de estrella, flanqueado por árboles y las magníficas mansiones de los mercaderes, son claros emblemas de la ciudad. Sus bonitas callejuelas y las impresionantes fortificaciones te animan a explorarla.

Uno de los edificios más emblemáticos de Zwolle es la Torre del Pimentero (Peperbustoren). Esta torre de la Basílica de Nuestra Señora, con sus 75 metros de altura, es una auténtica atracción ya desde el siglo XIV. Puedes subir a lo más alto para disfrutar de una espléndida vista de la ciudad.

El restaurante De Hofvlietvilla (Pannekoekendijk 6) está en una antigua mansión y tiene una preciosa terraza con vistas a los canales de la ciudad. También se come muy bien en el Pestengasthuys (Weversgildeplein 1). Brasserie Jansen (Nieuwe Markt 14) es un mesón muy agradable ubicado en un edificio centenario, y el personal es amable y servicial.

Productos típicos son la mostaza de Zwolle, las albondigas y el Whiskey de Zwolle.

Una visita a Zwolle te va a dejar un buen sabor de boca, en coche estas en media hora! Y si te apetece puedes combinar un tour a otras ciudades hanseáticas como Kampen, Hattem y Deventer